5 claves de gestión para evitar que tu negocio fracase

evitar-que-tu-negocio-fracase
Buffer this pageShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0

¿Te has preguntado alguna vez porqué fracasan tantas empresas y negocios en España?  Porque yo sí.

Paseo por las calles de mi ciudad y veo comercios que abren y cierran antes de que te me haya acostumbrado a sus escaparates.  Me entristece  encontrarme con alumnos emprendedores a los que animé en proyectos muy bien diseñados a priori,  y que no han conseguido evitar que su negocio fracase o prolongarlo más allá de su  primer año de vida.

Es verdad que en los últimos años se ha acelerado el ritmo de creación de empresas, pero también cierran cada vez más. Es un dato contrastado.

Si tú tienes tu propio negocio, o eres autónomo, deberías saber que 8 de cada 10 nuevas PYMES fracasan antes de cumplir los 5 años. Y tan solo 1 de cada 10 consigue sobrevivir más de 10 años.

El  panorama parece complicado, ¿no?

Pero, ¿por qué cierran tantos negocios antes de los 5 años?

Por si  no lo sabías,

Vamos, que ni sabemos gestionar,  ni gestionamos, ni tenemos tiempo para aprender.  Y tiene su lógica.

Cuando empiezas con tu empresa,  y tu empresa eres  TÚ  Y SOLO TÚ,  no tienes tiempo para nada que no sea hacer tu trabajo y conseguir más clientes. Y eso ya te ocupa 25 de las 24 h, que tiene el día, ¿verdad? Tu formación y las actividades de dirección/control del negocio quedan en un segundo lugar. Ya lo haré. Más adelante. Cuando tenga más tiempo. Y más dinero. O sea…, nunca. No lo haces.

Como para que yo venga ahora a ponerte más tareas. Y menos de llevar cuentas. A mí, ¡que soy de letras! (Frase literal de un cliente/amigo al que aprecio una barbaridad, por cierto).

Pues lo siento, porque si quieres que tu negocio sobreviva al menos a tus plantas tienes que enfrentarte a  algunos números.

Vas a tener que convertirte en el “autocontroller” de tu empresa.

Pero no te preocupes, que no te voy a obligar a apuntarte a un maravilloso curso de contabilidad ni que apliques complicadas fórmulas financieras. Sólo quiero que empieces poco a poco,  implantando algunas acciones de seguimiento. Más vale llevar poco control, que ninguno. Estarás dando el primer paso para consolidar tu negocio.

Vamos a ello:

Implementa este plan de acción en 5 pasos para evitar que tu negocio fracase

#1 Dedica parte de tu tiempo a la gestión

Empieza por hacer un hueco en tu agenda semanal para las actividades de “controller”.  Y no me digas que no lo tienes. Encuéntralo, sin excusas. Con un par de horas a la semana puede ser suficiente. Reorganiza y reagrupa tareas, verás cómo logras encontrar esas dos horas. Agéndalas para que sucedan.

Y cúmplelas  a rajatabla.

#2 Conoce los “semáforos” de tu negocio

Los indicadores  “imprescindibles” que debes de controlar en tu empresa. Empieza por conocer los términos y familiarizarte con su fórmula de cálculo. Si no tienes formación en gestión puedes empezar con estos cinco. Son suficientes, de momento.

Posteriormente, cuando vayas avanzando  con las herramientas y procesos y las tengas implantadas en tu negocio, iremos  profundizando en otras métricas más complejas. Porque lo verdaderamente importante es que empieces ya, aunque sea con los básicos.

  • Facturación total: Lo que vende mi empresa. Ojo, no lo que cobra, sino lo que vende) Para medir la facturación tienes que sumar las ventas (sin incluir el IVA) en un periodo determinado de tiempo.
  • Gastos totales: Lo que gasta mi empresa. Ojo, no o que tengo que pagar, sino lo que gasto en un periodo de tiempo. Tienes que identificar todos y cada uno de tus gastos y sumarlos (sin incluir el IVA)
  • Resultado total (Beneficio o pérdida) Tus facturación total menos tus gastos totales. Debe ser mayor que cero. De lo contrario estarías perdiendo dinero.
  • Liquidez, cash o tesorería: Lo que te queda de dinero en la empresa una vez que has cobrado de tus clientes y has realizado todos tus pagos.  Se calcula sumando al dinero que tiene tu empresa en un momento determinado (caja y bancos) los cobros realizados (IVA incluido) y restándole los pagos realizados (IVA incluido). Es primordial que controles que es mayor que cero, porque en caso contrario puede llegar a parar el funcionamiento de tu empresa. Y tendrás que actuar con rapidez.
  • Valor patrimonial de tu empresa: La diferencia entre lo que vale lo que posee tu empresa o negocio (dinero, oficinas, instalaciones, material, existencias, muebles) es decir sus activos y el valor de lo que debe (préstamos, otras deudas, lo que debemos a proveedores y acreedores). Debe ser de signo positivo (mayor que cero) y te va a dar información sobre el grado de endeudamiento de tu negocio.

Controlando estas métricas podrás actuar a tiempo ante un problema y mejorar tus resultados.

#3 Establece los plazos para revisarlos y haz un presupuesto

Tienes que elegir para qué periodo de tiempo vas a medir cada uno de estos semáforos o indicadores. Este puede depender del volumen o dimensión de tu empresa, de las herramientas de que dispongas o incluso del tiempo que puedas dedicarle.

Yo te aconsejo los siguientes:

  • Facturación total: Mensual, Trimestral y Anual.
  • Gastos totales: Mensual, Trimestral y Anual.
  • Resultado total (Beneficio o pérdida): Mensual, Trimestral y Anual
  • Liquidez, cash o tesorería: Mes a mes. Anual.
  • Valor patrimonial de tu empresa: Anual.

Además, haz un presupuesto previo para poder comparar tus datos y sacar conclusiones útiles para tu negocio. El presupuesto puedes hacerlo en base a estimaciones (lo que tú piensas que debes de conseguir)  objetivos (lo que tú quieres llegar a conseguir) o históricos (lo que tú has conseguido en periodos de tiempo anteriores).

#4 Elige la herramienta y empieza a medir

Usa el método o herramienta que tú prefieras, el que te resulte más fácil o cómodo de utilizar.

Lo importante en la gestión de tu empresa  no es la herramienta que uses,  sino midas, analices y saques conclusiones.

Puedes usar la información que te proporciona tu asesor, una hoja de Excel, una aplicación o programa de gestión/contabilidad, o incluso una simple libreta en la que anotes tus cálculos. Intenta automatizar  las mediciones todo lo posible para que no te sea costoso en tiempo y esfuerzo, porque de lo contrario, acabará sin hacerse.

Incorpóralas a las rutinas de tu negocio. Ponte en acción y empieza desde hoy mismo a capturar los datos imprescindibles para que tu negocio perdure.

#5 Analiza, compara y saca conclusiones

Los cuatro pasos anteriores no te van a servir para nada más que para hacerte perder el tiempo,  si no realizas este último a conciencia. Es más, ni siquiera es necesario que los anteriores los realices por ti  mismo. Puedes externalizarlos, encargárselos a alguien de tu empresa, o a ese familiar que siempre te ayuda con los números, que ya sabemos que eres de letras y no es lo tuyo.

Pero el paso 5 debe de ser sólo para tus ojos. Sí o sí, sin excusas. Es indelegable.

Es donde cobra sentido todo el trabajo anterior.

Debes  observar y analizar:

  • Los resultados en si mismos. Si son positivos o negativos y los valores absolutos.
  • Su evolución en el tiempo, comparándolos meses, años o trimestres anteriores en tu misma empresa.
  • Si tienes datos tipo del sector, o de alguna empresa similar o de la competencia, puedes realizar comparativas. Si los consigues se convierte en información muy valiosa para tu negocio.
  • Detectar tendencias. Comparar crecimientos. Si las ventas van aumentando mes a mes, o hay una bajada puntual.  Revisa si hay estacionalidad (más o menos vetas p.e. en determinada época del año)
  • Comparar resultados reales con tu presupuesto. Calcula las desviaciones.
  • Puedes calcular porcentajes de aumentos o disminuciones sobre resultados anteriores y/o presupuestos
  • Comprobar datos “alarma”: Resultados negativos, aumentos de endeudamiento, cash negativos.

Y por último: Saca conclusiones útiles para tu empresa

  • Escribe tus conclusiones. No te limites a pensarlas y guardártelas para ti.
  • Acostúmbrate a escribir un pequeño informe  (un párrafo puede ser suficiente) en el que expreses las conclusiones a las que has llegado después de analizar los semáforos de tu negocio y si estas conclusiones van a  implicar alguna decisión o acción futura en tu negocio.
  • Guarda este informe junto con las métricas cada mes, trimestre o año que analices. Obtendrás un valiosísimo archivo de información interna para tu empresa

Si has llegado leyendo hasta aquí, permíteme que te haga  una pregunta

¿Quieres evitar que tu negocio fracase?

Dejar de controlar la gestión es algo que no te puedes permitir

 

Me gustaría escuchar tus opiniones. Cuéntame cómo llevas tu empresa actualmente y si la gestión es algo prioritario para ti. Deja un comentario, y si te ha gustado o te ha resultado útil este artículo, compártelo en tus redes sociales.

 

 

Lourdes Sánchez

Lourdes Sánchez

Hola, soy Lourdes. Trabajo con freelancers de servicios en todas las etapas de su crecimiento, los ayudo a crear los sistemas de negocio que realmente funcionan para ellos y a integrarlos en sus procesos,para recuperar su tiempo, multiplicar su eficacia y ampliar el impacto de su negocio freelance.
Descarga mi checklist ¡CLIENTES FREELANCE YA!  
Lourdes Sánchez

¿QUIERES TOMAR EL CONTROL DE TU NEGOCIO Y HACERLO CRECER?

Apúntate y recibirás gratis consejos y recursos para ayudarte a conseguirlo

Buffer this pageShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Share on Google+0
11 comentarios
  1. Beatriz Balsera
    Beatriz Balsera Dice:

    ¡Enhorabuena Lourdes! Más claro y mejor explicado imposible!! Gran iniciativa que los que te conocemos (y los que te van a conocer!) valoramos una barbaridad! Tremendamente útil! 😀 Un abrazo!!

    Responder
    • Lourdes Sánchez
      Lourdes Sánchez Dice:

      Muchas gracias Beatriz.
      Espero que lo implementéis en vuestros negocios. Es realmente necesario controlar la gestión. De verdad que no es nada complicado. Me alegro de oirte de nuevo y espero que nos presentes en breve tu empresa.
      Un abrazo !!

      Responder
  2. Ana Sastre
    Ana Sastre Dice:

    Lourdes estupendo post 🙂 , Yo creo que la gestión es algo que nunca se puede dejar de lado. De hecho creo que es la parte que te define como empresario y no como empleado!! Aunque es verdad que a veces da mucha pereza 😛
    Gracias por el post, seguro que es el primero de muchos otros muy interesantes !

    Responder
    • Lourdes Sánchez
      Lourdes Sánchez Dice:

      Llevas razón Ana. Si eres empresario (aunque tu empresa seas Tú S.L.) tienes que gestionar tu negocio sí o sí. Opino que lo que puede dar pereza son las labores mecánicas contables o de registro, que se pueden externalizar o contratar por horas. El análisis sin embargo es apasionante. Probar estrategias nuevas, ver si funcionan o no o descubrir los puntos de dolor y cómo superarlos es una labor muy muy creativa. Créeme.

      Responder
  3. Paco Ramos
    Paco Ramos Dice:

    Buenas tardes Lourdes, soy Paco Ramos
    Me parece un trabajo extraordinario el que realizas, de hecho siguiendo cada una de tus directrices en el curso para emprendedores en el que intervine, he conseguido llevar una gestion pormenorizada de mi empresa.
    Muchas gracias por un trabajo muy bien hecho.

    Responder
    • Lourdes Sánchez
      Lourdes Sánchez Dice:

      No sabes lo que me alegra oir eso Paco. Y me alegra que nos lo cuentes aquí, en público, para que otros compañeros que ahora empiezan puedan leer tu testimonio. Gracias a tí por seguirme.

      Responder
  4. Guillermo
    Guillermo Dice:

    Felicidades por el artículo, muy bien explicado uno de los “problemas” más importantes al crear un negocio propio. Lo cierto es que muchos nuevos emprendedores o empresarios ni siquiera se plantean “apuntar” en una hoja una previsión real de gastos, entre los que me incluyo, porque a mí también me ocurrió, 🙂

    Me ha gustado mucho leer tu post porque (espero que no te parezca spam) en nuestro proyecto, que comenzó como una herramienta de gestión, nos estamos centrando cada vez más en esta parte, en el control del negocio de la forma más cómoda posible.

    Responder
  5. Lourdes Sánchez
    Lourdes Sánchez Dice:

    Gracias Guillermo. Pues sí, nos ocupamos de tantas cosas que dejamos la gestión a un lado.
    Concienciar sobre su importancia y ayudar en ese sentido a los propietarios de pequeñas empresas y autónomos es uno de los objetivos de mi negocio, y creo que lo compartimos. Servicios cómo lo que ofrecéis vosotros resultan muy útiles a las empresas. Un saludo.

    Responder
  6. Silvia Montes
    Silvia Montes Dice:

    Muchísimas gracias Lourdes!!!! Has sido y serás de gran ayuda… Es una maravilla encontrarse con profesionales como tú que comparten tan sencillo y claros, aquellos conceptos que para algunos (yo la primera) se les hace la mente un lio jejeje Gracias de corazón, te seguiré leyendo y compartiendo. Un abrazo y continua por favor Muakkk

    Responder
    • Lourdes Sánchez
      Lourdes Sánchez Dice:

      Muchas gracias Silvia.
      Los profesionales y freelancers debemos aprender a gestionar nuestro negocio como una empresa para que funcione y perdure.
      Y no es tan complicado, de verdad. Se trata de entender unos pocos conceptos clave, medir y analizar para después poder decidir y actuar mejor.
      De verdad que me alegro de haberte acercado al menos un poco a la gestión proactiva de tu negocio.
      Y mil gracias por compartir.
      Un abrazo

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] 5 Claves de Gestión para evitar que tu negocio fracase […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *