Por qué soy profesional independiente

por-que-soy-profesional-independiente
Buffer this pageShare on Facebook19Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn15Share on Google+0

¿Qué es exactamente para ti el trabajo independiente? ¿Qué significa para ti ser “freelance”?

En esencia, “trabajo independiente” significa que uno puede perseguir o conseguir tantos proyectos o trabajos como desee, con tantas empresas o clientes como desee, por el tiempo que desee y  desde la comodidad de su casa, o desde el lugar que desee.

Significa que gestionamos nosotros mismos nuestro tiempo, tomamos nuestras propias decisiones. Que asumimos nuestros riesgos y flexibilizamos nuestros propios horarios de trabajo.

Pues no suena mal, ¿no?

Además, lo creáis o no, vivimos una edad de oro para los trabajadores independientes. Formamos parte de un creciente sector. El del mercado del talento

Disponemos de más oportunidades, de cientos de herramientas  a nuestro alcance a coste cero, es más fácil que nunca llegar a cualquier lugar del mundo desde nuestra propia casa, desde nuestro propio portátil.

Pero, ¿esa la sensación general que se palpa en el ambiente?

Yo diría que no.

Vaya, se me olvidaron los “contras”

Los profesionales independientes, los “freelance” decimos adiós a la seguridad del empleo y el sueldo mensual. Llevamos  en la  mochila nuestras propias cargas fiscales. Nos sentimos solos, con poco o ningún trabajo colaborativo.

Últimamente en nuestro país anda el ambiente algo caldeado. Se respira el “nos están tomando el pelo, oiga”.

Véase el movimiento y revuelo causado en las redes por una periodista “freelance”, Regla María Gómez Tejada , que denunció en su blog personal que para ganar al mes 938,00 € tenía que facturar 2.000,00 €.

“Cuánto tiene que ingresar un autónomo para ganar 938€ al mes”

Este post  ha tenido 1,2 millones de visitas , se ha compartido cientos de miles de veces en redes sociales y ha generado una corriente de polémica y  denuncias en Twitter bajo el hashstag #autónomosdignidad.

Muchos autónomos, freelance y trabajadores independientes se sienten subestimados,  mal pagados y maltratados por la seguridad social y la legislación tributaria.

¿Quién dijo que era fácil ser un profesional independiente?


Y encima ahora nos piden que seamos superhéroes. Que levantemos el país. Que carguemos sobre nuestras espaldas las cotizaciones que pagan las pensiones de nuestros mayores. Que levantemos con nuestro autoempleo las maltrechas cifras del paro.

“Caña al autónomo que es de goma”

Y sin embargo no puedo dejar de reflexionar sobre qué es lo que no estamos haciendo bien y qué podemos cambiar.

¿Es posible que sea en parte culpa nuestra esta situación?

¿Entendemos realmente nuestra forma de trabajar como trabajadores independientes o nos estamos limitando a copiar comportamientos aprendidos trabajando por cuenta ajena?

Tenemos realmente que esforzarnos por comprender cómo funciona nuestra forma de trabajo como “freelance”, qué tipo de decisiones hay que tomar y profundizar en los aspectos realmente importantes y las particularidades de tu negocio.

Y, sobre todo y por encima de todo, tenemos que valorarnos 

En mi época ya lejana de estudiante universitaria (un abrazo para la fantástica XXIII Promoción de CC EE y EE  de ETEA ) solía ocurrir lo siguiente:

Los “notazas” y genios se quedaban en la universidad o eran fichados y reclutados por las multinacionales. También opositaban a grandes puestos en la administración pública. Después un segundo grupo (en el que yo me encontraba) comenzaba a ejercer su profesión , pero trabajando para otras empresas, por cuenta ajena. Y luego estaban los “otros”,  los emprendedores, los “freelance”,  los que crearon su propio negocio.

La situación era similar en otras profesiones. Abogados, médicos, ingenieros.

Según los estándares de hace 25/30 años en este país, un trabajo como profesional independiente, salvo honrosas excepciones, era  considerado como un trabajo residual, para quien no había podido conseguir algo mejor trabajando por cuenta ajena. Incluso en el mundillo empresarial a veces he tenido la sensación de que eran tratados como profesionales de segunda, mercenarios a sueldo de quien, había que tirar cuando era necesario, pero a los que no se les estimaba un valor importante y real.

25 años después hemos visto a miles de empleados por cuenta ajena de sueldo seguro reinventándose como “freelance” (me incluyo) para poder sobrellevar esta crisis y una situación de desempleo brutal.

25 años después hemos dado por muerto y enterrado al empleo “de por vida”.

Así que 25 años después aquí estamos, intentando cambiar estándares anticuados y evidentemente erróneos.

Porqué 25 años después (nunca es tarde) he descubierto

Por Qué Soy Freelance


Soy freelance porque realmente me permite trabajar y ayudar a quien quiero y cómo quiero.

Porque me permite realizar un trabajo importante para quienes son realmente importantes para mí.

Porque he aprendido y me he desarrollado más personal y profesionalmente  en los últimos ocho años que en los veinte anteriores trabajando por cuenta ajena.

Porque trabajar por mi cuenta me ha activado los sentidos , me ha hecho sentirme viva y valorada.

Porque quiero hacer  y hago un gran trabajo. Es mi elección vital , mi declaración de principios.

Sin embargo como mentora y formadora me encuentro cada día con profesionales y “freelancers” que se infravaloran a sí mismos.  Que venden su tiempo por horas, que no saben comunicar su valor.

Profesionales que hacen un trabajo increíble, que me dejan boquiabierta. Por su conocimiento, sus capacidades y su experiencia. Su creatividad y su empeño.

Pero que han dejado abandonadas entre las miserias de esta larga, acuciante y desesperante crisis económica su autoestima y la verdadera misión de su trabajo.

Así que desde esta mi bitácora personal y sin que sirva de precedente elevo la voz  por todos ellos y por mí misma.

Y  digo no a quien no nos valore.

Elevo la voz para decir que tu trabajo es realmente importante, que eres un profesional independiente precisamente para eso.

Por los asesores que cada trimestre evitan quebraderos de cabeza con Hacienda  a  pymes y autónomos. Por los programadores web que me solucionan problemas que no resolvería yo misma en cien años que viviera. Por los abogados sobre cuyas espaldas recaen los problemas judiciales de miles de ciudadanos

Por los diseñadores, ingenieros, arquitectos, psicólogos aparejadores, informáticos, sanitarios…profesionales que cambian vidas día tras día.  Personas que estamos a cargo de misiones muy importantes, fundamentales para cada uno de nuestros clientes.

Porque son grandes. Somos grandes. ¡First Class Chicos!

Soy profesional independiente porque esto es lo que somos, lo mejor de cada casa.

Ah, y a quien corresponda:

Cómo todos los autónomos saltemos a la vez puede arder Troya.

P.D.

Que conste en acta que no soy ni una ONG ni una hermanita de la caridad. Que conste que tengo mi propio negocio porque quiero ganar dinero. Porque es mi obligación ganar el dinero suficiente que me proporcione el estilo de vida que quiero para mí y para mi familia. Pero con dignidad.

Lourdes Sánchez

Lourdes Sánchez

Hola, soy Lourdes. Trabajo con freelancers de servicios en todas las etapas de su crecimiento, los ayudo a crear los sistemas de negocio que realmente funcionan para ellos y a integrarlos en sus procesos,para recuperar su tiempo, multiplicar su eficacia y ampliar el impacto de su negocio freelance.
Descarga mi checklist ¡CLIENTES FREELANCE YA!  
Lourdes Sánchez

¿QUIERES TOMAR EL CONTROL DE TU NEGOCIO Y HACERLO CRECER?

Apúntate y recibirás gratis consejos y recursos para ayudarte a conseguirlo

Buffer this pageShare on Facebook19Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn15Share on Google+0
2 comentarios
  1. Gabriela
    Gabriela Dice:

    Olé! Gracias por este post. La verdad esque a veces con el día a día se nos olvida de los que somos capaces y de porqué hacemos lo que hacemos.
    Mi tarea pendiente es respirar hondo, calma y visión global. Poco a poco…
    Me encanta lo de que como saltemos a la vez, ay, si lo hiciéramos a la vez….necesitamos más comunicación, más trabajo en equipo.

    Responder
    • Lourdes Sánchez
      Lourdes Sánchez Dice:

      Es cierto Gabriela.
      Y las circunstancias duras de los últimos años también han fomentado una baja autoestima de profesionales excelentes.
      Hay que trabajar en recuperar la ilusión y las ganas.
      La auto crítica es necesaria así mismo. Hay que reconocer que la falta de formación y conocimiento hace que los profesionales no estemos aún construyendo empresas bien gestionadas, rentables y duraderas en el tiempo, más allá del mero ejercicio de la actividad profesional.
      Es una de las misiones de mi trabajo.
      Gracias como siempre por dejarnos oír tu opinión.
      Un abrazo,

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *